Empresarios y gobierno en Puebla contrastan su labor en materia de vivienda

Empresarios y gobierno en Puebla contrastan su labor en materia de vivienda

Empresarios y gobierno en Puebla contrastan su labor en materia de vivienda

Lo que para la iniciativa privada la labor conjunta es un ejemplo, para el gobierno es un reto que se debe de atender, mejorar y ampliar para otros segmentos poblacionales

Para los empresarios, Puebla es un ejemplo de cómo el trabajo en conjunto con el gobierno permite el crecimiento de la producción de casas; sin embargo, para el gobernador del estado, Miguel Barbosa, todavía hay retos que atender pese al esfuerzo de ambos sectores.

Durante el XXXII Encuentro Nacional de Vivienda, organizado por la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de la Vivienda (Canadevi) en Puebla, tanto empresarios como autoridades locales y del estado dieron su punto de vista para atacar el déficit habitacional en esta región.

Ariosto Goytortúa López, presidente de Canadevi Puebla, recordó que la firma de convenios en diferentes municipios, así como los programas de apoyo para adquisición de vivienda coordinados por el gobierno estatal han permitido mantener el dinamismo en la industria en dicho estado.

“En el 2019, mediante un apoyo económico para adquisición de vivienda dirigida a poblanos de los más bajos ingresos, en conjunto con el Infonavit y miembros de Canadevi, se logró que 4,000 personas lograran habitar en su propia casa, comprando 1,000 casas”, puntualizó el representante de los constructores poblanos.

Según Goytortúa López, el programa permitió que, a través de 50 millones de pesos del gobierno estatal, habitantes poblanos pudieran mitigar los efectos más severos de la pandemia y se pudiera continuar con el acceso a la vivienda.

Presume Puebla facilidades a la construcción

Eduardo Rivera Pérez, presidente municipal de la ciudad de Puebla, recordó que en febrero pasado se suscribió un convenio de colaboración entre el ayuntamiento poblano y la Canadevi para la construcción de 4,000 viviendas durante los siguientes tres años, mediante una inversión de 4,000 millones de pesos.

“Somos, en nuestro gobierno, facilitadores del empresariado, pero también le entramos con incentivos fiscales municipales y atención prioritaria a sus proyectos”, detalló.

Por ejemplo, en la capital poblana se otorga tasa cero en el Impuesto sobre Adquisición de Bienes Inmuebles, así como en los derechos para adquirir la licencia de construcción.

“Ya se entregó el primer incentivo a un desarrollador poblano, el cual está exento del pago del impuesto por la adquisición de un terreno, donde se edificará el conjunto habitacional Apulco… Se van construir 380 viviendas de interés social y popular, con un valor de hasta 877,527 pesos”, presumió el alcalde poblano.

Aunado a este proyecto y otros más autorizados, se prevé que este año en Puebla se entreguen 2,000 nuevas viviendas. El funcionario urgió a no parar el tren de la vivienda, sino a crear condiciones para que resurja la industria.

Barbosa cuestiona rol empresarial

Para Miguel Barbosa Huerta, gobernador del estado, si bien es urgente atender la necesidad de contar con una vivienda digna, se debe ampliar cobertura en todas las áreas del estado, por ejemplo, en las rurales, donde también hay necesidad de casas y no solo en las zonas urbanas de mayor dinamismo económico.

El político cuestionó a los desarrolladores enfocar su oferta solo a trabajadores formales y puso en entredicho al sector empresarial que no cumple con sus cuotas correspondientes y afectan a las personas que buscan adquirir una vivienda.

“Todo está calculado a partir del ingreso, si se trata de trabajadores que tienen seguro social se le otorgan créditos a partir de cierto número de salario mínimos”, dijo Barbosa en su participación.

En el caso de los trabajadores sin seguridad social, el gobernador alertó sobre el costo financiero que representa un crédito para la vivienda por los intereses que se deben pagar.

Por ello, consideró que la labor empresarial de construir vivienda debe ser acompañada de políticas gubernamentales para permear a todos los segmentos sociales.

“Mi gobierno al menos destina de su presupuesto de egresos de cada año 967 millones en vivienda, no en inversión de privados, inversión del gobierno, en vivienda en zonas marginadas”, comentó Barbosa.

Además, alertó que desde la Canadevi es necesario atender al segmento de desarrolladores no afiliados que cometen abusos a los compradores, así como frenar el despojo de tierras para proyectos inmobiliarios.

Fuente: Nallely Hernández / El Economista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.