Algunos créditos al consumo que otorga la banca ya muestran aumentos en tasa

Algunos créditos al consumo que otorga la banca ya muestran aumentos en tasa

Algunos créditos al consumo que otorga la banca ya muestran aumentos en tasa

Los incrementos a la tasa de referencia por parte del Banco de México –iniciados en mayo del 2021– para tratar de contener la inflación, ya han empezado a reflejarse en los costos de algunos tipos de crédito bancario al consumo.

Los incrementos a la tasa de referencia por parte del Banco de México (Banxico) –iniciados en mayo del 2021– para tratar de contener la inflación, ya han empezado a reflejarse en los costos de algunos tipos de crédito bancario al consumo.

Desde mayo del 2021 a la fecha, el organismo central ha aumentado la tasa de referencia en 375 puntos base, pasando de 4.00 a 7.75 por ciento. Se espera que, ante la elevada inflación que permanece, siga una tendencia más restrictiva en materia de política monetaria.

Como era de esperarse, esta alza ya ha comenzado a reflejarse en las tasas de interés de algunos créditos al consumo que otorga la banca comercial, principalmente en los personales y microcréditos, así como en tarjetas de crédito y otros que están a tasa variable.

De acuerdo con el “Análisis de indicadores de crédito del Banxico”, mientras la tasa de interés promedio de los créditos personales y microcréditos era de 45.77% en abril del 2021, a febrero del 2022 era de 46.46%, un incremento de 69 puntos base.

En este portafolio, son Scotiabank, Banamex y HSBC los que registran, con base en la información de la misma herramienta del organismo central, las tasas más bajas con 22.66, 25.44 y 27.44%, respectivamente.

En tanto, en tarjetas de crédito la tasa promedio en la banca pasó de 33.29% en abril del 2021 a 34.31% en diciembre de ese mismo año, un alza de poco más de 1 punto porcentual, y aún sin registrarse el dato de los últimos meses.

Aquí, los bancos que reportaron la menor tasa a diciembre del 2021 fueron: Banregio con 23.01%, HSBC con 25.39% y BBVA con 30.26 por ciento.

En créditos de nómina, se pasó de una tasa de interés promedio en el sistema de 26.26% en abril del 2021, a 26.92% al cierre de febrero del 2022, un alza de 66 puntos base en el periodo; mientras que en automotriz el alza ha sido más marginal, al pasar de 12.46 a 12.55% entre abril del 2021 y el segundo mes del 2022, un incremento de 0.09 puntos. Cabe recordar que, ante los problemas que prevalecen en las cadenas de suministro globales, las ventas y por lo tanto el financiamiento de autos nuevos, ha mostrado una débil recuperación.

En cuanto a créditos hipotecarios, las tasas se mantienen debajo de 10.0%, pues mientras en marzo del 2021 el promedio era de 9.13%, en el mismo mes del 2022, disminuyó a 9.04 por ciento.

Especialistas destacan que, en este caso, dado que las tasas asociadas a los créditos hipotecarios son de más largo plazo, el impacto se vería hacía adelante. Los bancos que registran la tasa más baja en este producto son BBVA con 8.55% y Ve por Más con 8.85 por ciento.

Aumentos moderarían recuperación

Jorge Sánchez Tello, director de investigación aplicada de la Fundación de Estudios Financieros (Fundef), estima que el aumento en las tasas de interés moderará la recuperación que se está teniendo en los créditos, sobre todo los que son a tasa variable como en tarjetas, de nómina, personales y microfinanciamientos.

Es de mencionar que en los últimos meses la cartera de consumo registra crecimientos reales, y de hecho es el portafolio que está impulsando el incremento de la colocación bancaria.

El especialista comentó que, no obstante, es importante destacar, por ejemplo, que en las tarjetas de crédito, entre 55 y 60% de quienes tienen este producto, son totaleros, por lo que no les impactaría el alza de tasas en este producto.

Es complejo saber con exactitud cuánto van a subir, porque depende del tipo de cliente y el riesgo. A veces se da una relación 1 a 1 con el aumento de la tasa del Banxico, pero a veces es menos o más, porque también depende de la competencia que tenga el producto”, expresó.

Refirió que si bien hoy los bancos –tras la pandemia de Covid-19– cuentan con los recursos para otorgar crédito, tienen que hacerlo de forma responsable. “Así que esperamos moderación y prudencia en los próximos meses ante el aumento de la tasa de interés y el bajo crecimiento de la economía”.
Representaría mayor rentabilidad para las entidades

Un reporte de Moody’s Investors Services dado a conocer la víspera, refiere que esta tendencia alcista de la tasa de referencia tendrá un efecto positivo en los bancos mexicanos, dado que se aumentará su rentabilidad, más en el portafolio de empresas.

De hecho, el informe señala que las tasas de los créditos comerciales, suelen estar asociadas a la Tasa de Interés Interbancaria de Equilibrio (TIIE) a 28 días, lo que da como resultado una tasa promedio implícita anualizada de 7.9%, un aumento de 134 puntos base en los 12 meses a abril de este año.

No obstante, la calificadora considera que también podría haber un deterioro de la calidad crediticia, ya que, ante la elevada inflación, podría verse afectada la capacidad de pago de las personas.

Fuente: Edgar Juárez / El Economista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.